Blog

Diversidad sexual

la sexualidad humana abarca todos los colores

Hoy en día, dada la mayor apertura a hablar del tema, descubrimos la gran variedad de orientaciones sexuales que hay, lejos de las tradicionales heterosexualidad y homosexualidad.

En la medida en que se cruzan muchos factores y que clasificar es limitante y no logra definirnos, etiquetar es algo de lo que yo, como psicóloga, huyo. En mi desempeño general, y en este tema de la sexualidad, en concreto. Y que una persona pretenda encasillarse sin tenerlo claro, es cerrar puertas a algo que debería ser más natural y fluido. ¿Cuánta gente que se creía bien categorizada en un casillero descubre que su descripción es más amplia que eso? Pero haber forzado nuestras conductas a lo que estaba preestablecido nos hace perder mucho tiempo y posibilidades de ser felices siendo quienes somos realmente.

Creo que lo importante no es cómo se llame sino si soy coherente y fiel a mí, y de esta manera, me acepto, vivo feliz en mi piel. Me entiendan o no, me respeten o no, me acepten o no, tenga éxito o no… lo que no quita que puedo sufrir por la falta de comprensión, o por la discriminación, la dificultad en alcanzar lo que ansío … pero no renuncio a quien soy a cambio de ser lo que se espera de mí. Esto lo aplico a casi todos los temas de preocupación emocional con los que trato en consulta.

Pero hay personas que se sienten mejor si ponen un nombre a lo que sienten y viven, y debe ser igualmente respetado. Recomiendo que sea libremente elegido y que no se sientan encarceladas por su elección (de etiqueta). Si ya no les definiera, cambian de etiqueta como quien cambia de talla de pantalones al cambiar su cuerpo. Pues la realidad es mucho más rica y compleja que una palabra.

El hacerlo visible tiene un motivo muy importante en lograr que la sociedad normalice la diversidad y no condene y se asombre en cada caso particular. Conocer las opciones para luego sólo ver personas. El lenguaje ayuda a limitarnos en conceptos binarios, pero no crea la discriminación. Este tema merece hablarlo aparte.

Hay que diferenciar, antes de nada, los conceptos:

  • Orientación sexual: qué es lo que nos atrae de otra/s persona/s (a nivel físico, sexual, emocional y mental).
  • Sexo: las características biológicas reproductivas que diferencian a las personas (hembra o macho). No es tan simple como la apariencia y los genitales. De hecho biológicamente se han comprobado personas con cromosomas sexuales no binarios: intersexuales: XXY, XXX, X0 …
  • Identidad sexual o de género: la adhesión personal a un género, coincida o no con su sexo. La percepción subjetiva que cada persona tiene con respecto a sentirse mujer u hombre. Género: modelos de comportamiento en base al sexo biológico (masculino y femenino principalmente) establecidos en la sociedad, aprendidos culturalmente, y que varían según la época y cultura.
  • Expresión de género: la forma en que manifestamos nuestro género mediante nuestro comportamiento y nuestra apariencia: la vestimenta, los gestos o manierismos, conductas, lenguaje… No siempre está vinculada con su sexo biológico, su identidad de género o su orientación sexual por ejemplo: sentirse hombre pero usar prendas de vestir típicamente femeninas, o maquillarse.

La diversidad sexual hace referencia a la aceptación e inclusión sin discriminación de la gran variedad humana en cuanto a su sexualidad, atendiendo a la manifestación personal en cada una de estas 4 dimensiones. Las combinaciones son infinitas (ya que cada persona es única y cada relación también) y una misma persona puede evolucionar a lo largo de su vida, al igual que en otros aspectos vitales.

Por lo tanto, la libertad está en poder ser, sentirse y comportarse como un@ sea, sin poner límites sociales o ceñirse a lo normativamente establecido. Será la persona, y no la cultura, la que decidirá lo encaja en su vida y lo que no.

Es un puzzle complicado de montar, muchas piezas con muchos matices, pero la tolerancia es lo que une la diversidad

GLOSARIO DE LA DIVERSIDAD SEXUAL

En cuanto a la Orientación sexual:

  • Heterosexual: persona que se siente atraía por el sexo contrario.
  • Lesbiana: persona de género femenino homosexual, es decir, una mujer (cis o trans) a la que le atraen las mujeres.
  • Gay: persona de género masculino homosexual, es decir, un hombre (cis o trans) al que le atraen los hombres.
  • Bisexual: persona que siente atracción romántica, afectiva y/o sexual por personas de más de un género/sexo, no necesariamente al mismo tiempo, no necesariamente de la misma manera y no necesariamente en el mismo grado ni con la misma intensidad.
  • Polisexual: a una persona polisexual le atraen personas de más de dos géneros y/o sexos pero no necesariamente todos los sexos y/o géneros.
  • Pansexual: una persona que se siente atraída por otras personas, independientemente de su identidad u orientación.
  • Omnisexual: una persona que se siente atraída por todos los géneros y sexos, pero éstos son determinantes en su elección (a diferencia de la persona pansexual, para quien éstos no son relevantes en su elección).
  • Asexual: una persona que no siente atracción sexual hacia otros, o ningún interés hacia las relaciones sexuales. También se considera la asexualidad como la ausencia de orientación sexual.
  • Alosexual: lo contrario a asexual. Siente atracción sexual o interés en las relaciones sexuales (sea cual sea su orientación, siente su sexualidad).
  • Grisexual: las personas grisexuales están muy cerca de la asexualidad, pero se diferencian en que, en determinadas circunstancias, sí pueden experimentar atracción sexual bajo circunstancias limitadas o en menor grado que las personas asexuales.
  • Antrosexual: persona que no se define ni como heterosexual, ni bisexual, ni homosexual, ni pansexual. Siente atracción hacia ambos sexos pero se niega a ser etiquetada en ninguna de las concepciones anteriores, o no sabe cómo definirse.
  • Skoliosexual: persona que se siente atraída por personas que no se identifican de forma binaria, es decir, personas que no son cisgénero, no se identifican con el sexo con el que nacieron.
  • Demisexual: persona que solo siente atracción sexual por una persona con la que previamente ha desarrollado lazos emocionales fuertes, estables o de cierta duración.
  • Lithsexualidad. Las personas con este tipo de orientación sexual experimentan atracción hacia otras personas, pero no sienten la necesidad de ser correspondidas.
  • Autosexualidad. Atracción que se experimenta hacia uno mismo. Puede entenderse como una forma de alimentar el afecto o amor propio.

En cuanto al Sexo biológico:

  • Intersexual: se considera intersexual a cualquier persona que nace con una anatomía sexual o reproductiva que no encaja en las típicas definiciones de «hombre» o «mujer».

En cuanto a la Identidad de Género:

  • Cisgénero: persona que se identifica con el sexo biológico, y con las expresiones de género socialmente impuestas a dicha biología.
  • Transgénero: persona no conforme con la identidad de género atribuido a su sexo biológico. Esto no significa que estén incómodos en su cuerpo, sólo que no creen que la identidad de género atribuida a su sexo biológico les defina y se constituyen desde el género que sienten (ya que el género es un constructo social), con lo que no van acorde con lo que la sociedad espera de su sexo biológico.
  • Transexual: persona que no se identifica con el sexo biológico asignado, se siente del sexo contrario, y puede vivir con malestar su sexo biológico, con lo que busca adquirir las características físicas de las personas del otro sexo mediante tratamiento hormonal o quirúrgico (antes de hacer el tránsito, se habla de persona transgénero, pero es mucho más que esto). Hay todo un continuo de cantidad y cualidad de esos cambios. Y les supone problemas a nivel de documentación, aseos públicos, laboralmente, etc.
  • Agénero: una persona que no se asimila en los espectros de los géneros binarios (masculino y femenino) y que están fuera de la cisnormatividad, pudiendo manifestarse su identidad como un abanico de géneros alejados de los géneros binarios.
  • Género fluido: aquellas personas que no se identifican sólo con una identidad de género, sino que circulan entre varias.
  • Demigénero: una persona que se siente identificada como hombre o como mujer, pero de manera parcial.
  • Bigénero: persona que se puede definir o encontrar dentro de dos géneros a la vez, femenino y masculino, aunque también puede encontrarse entre género neutro y semi-femenino, masculino y neutro, etc.
  • Trigénero: lo mismo de antes pero con tres géneros. Además de sentirse parte del género femenino y masculino también perciben un tercer género, que puede ser el nulo o una combinación entre cualquiera de los tres.
  • Pangénero: son aquellas personas que se pueden sentir cualquier género, o todos a la vez.

En cuanto a la Expresión de Género:

  • Femenino- Masculino: continuo entre lo socialmente establecido como del sexo femenino y lo másculino.
  • Andrógino: con independencia de su sexo biológico, expresa tanto género masculino como femenino, no siempre equitativamente.
  • Travesti: Persona que se viste con ropa del sexo opuesto, pero que no necesariamente se identifica con ese género.

Y después de esto, además, está cómo se viven las relaciones, por no hablar de los deseos y fantasías sexuales, los gustos eróticos y preferencias en conductas y prácticas sexuales.

  • Monogamia: una sola persona con otra.
  • Poligamia: bigamia, trigamia, etc. Una relación de una persona con varias.
  • Agamia: relaciones sin las normas de pareja, sin los conflictos, sin amor romántico, pero sí con afecto.
  • Poliamoroso: persona que mantiene más de una relación íntima al mismo tiempo, con el pleno consentimiento y conocimiento de todos los amores involucrados.
  • Arromántico: son las personas que no sienten ningún tipo de atracción romántica hacia a ningún sexo.
  • Alorromántico: aquellas personas que experimentan atracción romántica hacia personas concretas.
  • Birromántico o panromántico: son personas que se sienten atraídas románticamente por múltiples sexos.
  • Bromance: relación afectiva con muestras de cariño físicas, pero atracción ni relaciones sexuales, entre dos hombres.
  • G0y (g-zero-y): relación sexual entre dos hombres, con independencia de su orientación sexual, sin penetración anal. Suelen identificarse como hombres, no aprueban la feminidad en el hombre, ni la promiscuidad. Deben cuidarse físicamente para conservar su pareja de por vida. Pueden tener pareja femenina también.

Lo importante es que una sexualidad saludable implica aceptar y respetar nuestra propia orientación sexual así como la de los demás.

Sólo se podrá vivir feliz si somos coherentes con nuestros valores, ideas y preferencias, primando esto sobre el complacer a los demás todo el rato a costa de sernos infieles a nosotr@s mism@s. Lo cual no significa tener siempre lo que buscamos, o confundir no renunciar a lo que somos con no respetar a los demás (respeto, asertividad y empatía siempre). Se trata de aprender a convivir en la diversidad, con tolerancia y entendiendo que, por encima de todo, tod@s somos personas, y merecemos los mismos derechos.

Comparte esta entrada

Ir arriba